La semilla que brota en la arena

El pasado 10 de octubre, el equipo de Karumbé presentó los resultados de su proyecto «Restauración dunar del balneario Arachania» en La Paloma, Rocha. Una iniciativa que comienza a implementarse en 2019, fruto de una semilla sembrada en 2008 en las arenas de La Serena. Conoce la historia. 

La pérdida del cordón dunar en las playas trae como consecuencia un retroceso en la línea de costa, playas anegadas que ya no son atractivas para el uso turístico y la erosión de la infraestructura urbana tal como ha sucedido en localidades como Floresta (Canelones), Piriápolis (Maldonado) o Aguas Dulces (Rocha). Los problemas son complejos y las soluciones son posibles, pero requieren del compromiso y la acción del Estado y la sociedad civil organizada, La Paloma (Rocha) puede dar testimonio de esto.  

En este balneario de la costa oceánica hace aproximadamente 12 años vecinos de esta localidad colocaron las primeras cercas captoras de arena en la playa de La Serena buscando restaurar el cordón dunar primario. En aquella oportunidad, SOS La Paloma era la organización local que llevaba adelante estas acciones y, con el apoyo del PPD Uruguay, desarrollaron el proyecto «Revalorización de playas a través de la restauración de dunas con la comunidad de La Paloma». 

La semilla prendió y en los años siguientes hubo otros proyectos similares donde participaron técnicos, vecinos así como también el gobierno municipal. En 2012, es el Club de La Pedrera la organización local que obtiene el apoyo del PPD para implementar el proyecto «Recuperación y gestión costera en La Pedrera y Punta Rubia». Una propuesta que logró integrar a jóvenes en la aplicación de soluciones innovadoras, como la utilización de material vegetal en la construcción de cercas captoras de arena, una innovación que se replicó por toda la costa de nuestro país. 

Diez años después de aquella iniciativa impulsada por SOS La Paloma, es Karumbé la organización que se propone continuar con las acciones de recuperación del cordón dunar en esta localidad. Con el apoyo del PPD en 2019, comienzan a implementar el proyecto «Restauración dunar del balneario Arachania», una propuesta que recoge la memoria y el músculo local que existe en la zona para preservar su costa. El pasado 10 de octubre, presentaron los resultados alcanzados por esta propuesta.  

Las acciones se concentraron en las playas de Arachania y Antoniopolis donde se logró recuperar una zona dunar importante, mejorar la señalización, circulación e infraestructura de estas playas. Pero tan importante como intervenir es generar conciencia ciudadana, seguir sembrando la semilla y fortalecer las capacidades de la comunidad para preservar la calidad de su ambiente. Por ello, Karumbé trabajó con niños y niñas de la escuela de La Paloma realizando talleres sobre ecosistema costero, dando a conocer la importancia de las dunas y la necesidad de preservarlas. 

La jornada de cierre contó con la presencia de vecinos y vecinas de La Paloma, autoridades entrantes y salientes del gobierno municipal y departamental, así como también del asesor del Ministerio de Turismo, Oscar Iroldi y la presidenta de la Comisión de Ambiente del Senado de la República, Gloria Rodríguez. 

Las acciones realizadas por vecinos y vecinas de SOS La Paloma en 2008, son continuadas en 2020 por otra organización y otros vecinos de la misma localidad. Los niños y niñas que participaron de los talleres de educación ambiental realizados en aquella oportunidad por SOS en la escuela de La Paloma, hoy son jóvenes de 20 años, los jóvenes del proyecto implementado por el Club de La Pedrera en 2012 hoy son adultos, y los niños y niñas que participaron de los talleres realizados por Karumbé  son quienes toman la posta, pero no olvidemos que necesitan y necesitarán apoyo. 

La fortaleza del ecosistema costero de La Paloma quizás no resida en la calidad ambiental de sus playas, sino en los niños, niñas, jóvenes y adultos que a lo largo de los años han entendido el problema y han trabajado en la solución. El PPD ha sido parte de esta historia, brindando apoyo a las organizaciones locales que han tenido las iniciativas y la capacidad de llevarlas adelante. 

UP