Por primera vez en Uruguay Bogas criadas en cautiverio llegan a la madurez sexual


Gracias al trabajo realizado por la organización local GASA-RN con el apoyo del PPD, la Boga del Río Negro podrá volver a reproducirse en dichas condiciones. Conocida también como Boga de tres puntos, la especie Leporinus obtusidens había desaparecido del Río Negro debido a la presencia de represamientos.

 

ver foto

 

Las tres represas hidroeléctricas del Río Negro no tienen sistemas para asegurar el pasaje de peces. A su vez, los embalses generados por las represas no tienen corrientes de agua. La corriente es uno de los principales estímulos para la madurez sexual de la Boga. 

La Boga de tres puntos es una especie migradora originaria del río Uruguay y en su periodo reproductivo nada corriente arriba. Esta corriente, en conjunto con el aumento de la temperatura y de las horas de luz, garantiza que las hembras produzcan óvulos y los machos semen. Las represas causaron que esta especie, en conjunto con todas las otras especies migradoras, desapareciera del Río Negro.

 

ver foto

 

La reproducción en cautiverio de la Boga de tres puntos fue posible gracias al proyecto “Repoblación del río con especies autóctonas”, llevado a cabo por el Grupo de Acción Social y Ambientalista – Río Negro y apoyado por el PPD a partir de noviembre de 2009 y todavía en ejecución. Y, tal como lo aseguraron técnicos de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de la República, es la primera vez que esto se logra en nuestro país. Dicho proyecto pretende contribuir a la reproducción de especies de peces migratorios desaparecidos por causa de la construcción de las hidroeléctricas. En un futuro, esto permitirá trabajar para la reintroducción de tales especies con el objetivo prioritario de restaurar ecosistemas fluviales. Además, estas especies son de gran interés tanto para la pesca deportiva como para la pesca comercial.

 

ver foto

 

Este proyecto fortalece el trabajo desarrollado por un proyecto anterior, igualmente financiada por el PPD, que entre 2006 y 2007 ha permitido la creación de una Reserva acuario con especies dulceacuícolas autóctonas, entre las cuales se encuentran peces, moluscos, crustáceos y plantas acuáticas. A través de este proyecto se desarrollan devoluciones periódicas al río de algunas especies de peces. Asimismo, la población local ha mostrado gran interés por el acuario, por lo cual se han formado agentes de difusión y protección y se han desarrollado actividades en escuelas locales. El proyecto, al fin y a cabo, está permitiendo la recuperación de la biodiversidad y la revalorización de un ecosistema de gran importancia paisajística y productiva.