El proyecto “Manejo racional de pastoreo en predios familiares” cerró el año con una guía para multiplicar la experiencia


Desarrollar la producción ganadera y asegurar la conservación y la restauración de especies nativas es hoy una realidad, al menos en el entorno de Mariscala, en el departamento de Lavalleja, gracias a un proyecto apoyado por el PPD y llevado a cabo por un grupo de productores pertenecientes a la Sociedad Rural Cándido Cal.

 

ver foto

 

La producción ganadera, bajo manejos extensivos, ha causado la desaparición de numerosas especies nativas en Uruguay. Las praderas naturales están experimentando una importante transformación, que repercute también en la degradación del suelo. Por esto, nueve productores locales de Mariscala han puesto en marcha un modelo productivo que valoriza los saberes de sus pobladores, así como también sus recursos naturales.

 

ver foto

 

El proyecto, iniciado en noviembre de 2009, ha llevado dos años de trabajo. 350 hectáreas de tierra han sido aprovechadas para desarrollar pautas de manejo racional del pastoreo, con el objetivo de incrementar el área de campo natural manejadas con criterios racionales de productividad y generar una propuesta de gestión del campo natural que asegure productividad, sostenibilidad, adaptación a las condiciones ambientales y participación en la ejecución y difusión de los resultados.

 

ver foto

 

El manejo racional del pastoreo sobre pasturas naturales se basa en una adopción progresiva y ordenada de medidas tales como: subdivisión del área de pastoreo y tiempos de descanso, semillazón alternada, inclusión de Leguminosas adaptadas, incorporación de nutrientes naturales y control de malezas

Durante el evento de cierre del proyecto, llevado a cabo el sábado 17 de diciembre en la sede de la Sociedad Rural, Joaquín Lapetina, coordinador del proyecto, ha destacado que “esta experiencia representa una semilla y un ejemplo para otros productores”. El evento ha sido también una ocasión para presentar la guía elaborada al final del proyecto y un herbario con todas las especies nativas relevadas y rescatadas durante el proyecto, instrumentos que proponen prácticas y contienen una base conceptual extrapolables a otras áreas del país.

El proyecto ha sido también un ejemplo de elaboración participativa de una propuesta de gestión del campo natural para ser difundida en la zona y como un instrumento de intercambio con otras organizaciones del país para conformar una red de productores y técnicos que compartan experiencias e información acerca de las prácticas más oportunas para los campos ganaderos. 

Sandra Bazzani, Coordinadora del PPD – Uruguay, participando en el cierre del evento ha destacado que “experiencias como esta demuestran que es posible definir alternativas productivas válidas, que aseguren sustentabilidad económica y ambiental, respetando a la vez las culturas locales”.

 Proyectos como estos permiten afirmar que ¡Otra producción es posible!

Descargar publicación (6.054 KB)